Blablablá
« Nota anterior
Nota siguiente »
Jaulas
por Leandro Alva

Poder elegir qué o a quién meter dentro de una jaula es un contrato poético.

Construyo jaulas;
la gente las compra
y mete adentro
lo que se le da la gana
canarios hámsters motochorros
profesores de educación cívica
guepardos verduleros
pobres.
Eso ya no es asunto mío.

Cada uno elige su jaula
su inquilino
cada uno decora
su casa con la libertad ajena;
la cuelgan de la medianera
del chalecito
y observan las gracias
de su huésped.
Un clavo apenas impide
la ejecución
del habeas corpus.