Miradas
« Nota anterior
Nota siguiente »
Fotografía: Tony Luciani
La demencia es un territorio explorado √ļnicamente por quien no suele tener la capacidad de interpretar dicho viaje. Las fotograf√≠as de Tony Luciani a su madre intentan narrar lo inexpresable.

Seg√ļn las propias palabras de Tony Luciani, todo comenz√≥ cuando su madre comenz√≥ a interponerse entre el objetivo de su c√°mara y el objeto a fotografiar, lo que en ingl√©s se llama photobombing; t√©rmino que incluye la intencionalidad de la acci√≥n. Lo que esa actividad tiene de “diversi√≥n”, de “arruinar jocosamente un instante”, en el caso del fot√≥grafo canadiense tuvo otro origen: la demencia de su madre de 91, a la que llev√≥ a vivir con √©l para poder cuidar. Lo que podr√≠a presuponerse una molestia, fue el clic inicial de una cobertura fotogr√°fica de m√°s de cuatro a√Īos; la intenci√≥n de buscarle a su madre un pasatiempo para matar el paso de las horas mut√≥ en una colaboraci√≥n mutua; en una “evoluci√≥n de las im√°genes”, como llama a la transformaci√≥n del relato; un retrato diario de su tr√°nsito por la vida. El viaje de su madre a lo profundo de la vejez tuvo como consecuencia la p√©rdida total de la memoria. Luciani construy√≥, en una secuencia de 100 fotos elegidas, la biograf√≠a de quien fue, sostiene, “alguien que ten√≠a mucho que decir y, con estas im√°genes, tuvo la oportunidad de describir solo una peque√Īa parte”.